Envíos GRATIS a todo México a partir de $1100 | Muestras en todos los pedidos

Doble limpieza

Mantener los poros limpios y menos visibles es todo un reto, sobre todo porque empezamos a ver puntos negros, granitos o espinillas. Por eso es muy común que quienes no sabíamos de la doble limpieza hayamos buscado jabones muy fuertes o tónicos astringentes que nos ayudaran a "limpiar a profundidad" nuestra piel dejándola rechinando de limpia, irritada y en general deshidratada, lo que ocasiona que aumente la producción de sebo y nunca veamos un fin dentro de este ciclo interminable.


Pues hoy queremos ayudarte a terminar con esto con dos simples pasos: la doble limpieza.


¿Porqué doble limpieza? 


Porque se utilizan dos productos: un limpiador a base de aceite (generalmente bálsamo o aceite) y un limpiador a base de agua (que puede ser espuma limpiadora, jabón en barra, crema, gel, etc). 


Además, deben ser en este orden porque el limpiador a base de aceite nos ayuda a eliminar maquillaje, grasita, protector solar y en general cualquier impureza que tenga nuestra carita. Mientras que el limpiador a base de agua ayuda a eliminar por completo cualquier residuo, sudor, bacterias y células muertas.


¿Cuándo debo realizarla?


En las noches, todas las noches. No importa si no te maquillaste o si usaste mucho maquillaje, la doble limpieza no es solo desmaquillarte, es eliminar de manera efectiva cualquier impureza que se puede acumular en nuestros poros.


Para rutina de mañana no es necesaria, un limpiador a base de agua es suficiente.


PASO 1: Limpiador a base de aceite. Puede realizarse con agua micelar, aceite o bálsamo, sin embargo, te recomendamos que pruebes realizarla con aceite o bálsamo si nunca lo has hecho, es una experiencia completamente diferente y muy satisfactoria. Definitivamente la mejor parte es aplicar el aceite o bálsamo en tu rostro y masajear unos minutos derritiendo todo el maquillaje e impurezas, enseguida enjuaga de preferencia con agua tibia, en este punto tu limpiador se emulsiona y se vuelve blanco, sigue enjuagando hasta que se elimine por completo.

No necesitas secar tu rostro, sigue inmediatamente con el siguiente paso.

Aquí puedes encontrar nuestra variedad de limpiadores a base de aceite: https://brabibeauty.com/collections/desmaquillante


PASO 2: Utiliza un limpiador a base de agua o espuma limpiadora. Te recomendamos tomar un poco de producto en tu mano y hacer espuma con tus manos antes de aplicar el limpiador en tu rostro, enseguida masajea durante un minuto aproximadamente y enjuaga con agua tibia de preferencia. 


En general te recomendamos buscar un limpiador que se ajuste a tus gustos y necesidades, la mayoría son en formato gel o crema, sin embargo la cosmética coreana cuenta con diferentes formatos para hacer más fácil y efectiva tu limpieza. 


Aquí puedes encontrar nuestra selección de limpiadores a base de agua, seguro encuentras uno ideal para tu tipo de piel y necesidades: https://brabibeauty.com/collections/limpiadores


Al secar tu rostro utiliza una toalla limpia para evitar posibles bacterias. Ahora tu piel está limpia y lista para recibir todos los productos de tu rutina y te aseguramos que al empezar tu doble limpieza todas las noches notarás una gran diferencia, tanto en tus poros como en la disminución de brotes.

 

Por: Vicky Flores